El covid obligó a casi 9 millones de británicos a endeudarse más

(Bloomberg) — Casi 9 millones de personas en Gran Bretaña tuvieron que pedir más créditos a fines del año pasado para tratar de superar la crisis del covid-19, según nuevas cifras que muestran una brecha cada vez mayor entre ricos y pobres.

Esta cifra representa aproximadamente una quinta parte de la población adulta del Reino Unido, que es de 47 millones de personas. Los hallazgos avivan un debate sobre cómo la Administración de Boris Johnson puede proteger mejor a segmentos de la población, como los jóvenes y aquellos con las remuneraciones más bajas, que han sido los más afectados durante la crisis.

El ministro de Hacienda, Rishi Sunak, y el gobernador del Banco de Inglaterra, Andrew Bailey, han resaltado estas preocupaciones en las últimas semanas y han comenzado a hablar sobre medidas que podrían cerrar la brecha de desigualdad.

“Los efectos desiguales del covid me preocupan”, dijo Bailey en un webinar el miércoles. “Está claro para mí que tenemos que salir del covid de una manera que aborde a todas las partes de la población”.

Las personas menores de 30 años y aquellas con ingresos familiares de menos de 10.000 libras (US$13.700) tenían muchas más probabilidades de quedar en licencia que la población en general, dijo la Oficina de estadísticas nacionales (ONS, por sus siglas en inglés) el jueves. Los datos del Gobierno también mostraron que los trabajadores independientes eran más propensos a reportar reducción de horas e ingresos.

Los trabajadores independientes y las personas discapacitadas tenían más probabilidad de haber pedido un crédito de 1.000 libras o más. Mientras tanto, menos personas pudieron ahorrar para el próximo año.

Los hallazgos presionaron a Sunak a tomar medidas en su declaración de presupuesto anual, que será presentada el 3 de marzo. Ante un déficit que está en máximos en tiempos de paz, hay llamados para que los más acomodados apoyen la carga de futuros aumentos de impuestos.

Cifras separadas de la ONS mostraron que la brecha entre ricos y pobres se estaba ampliando incluso antes de que ocurriera la pandemia.

La desigualdad de ingresos, como la mide el coeficiente Gini, aumentó a 36,3% en el año financiero hasta marzo, su nivel más alto en una década. La relación de los ingresos del 1% más rico ha aumentado de 7% a 8,3% desde 2011.

La renta mediana ajustada a la inflación del 20% más pobre de las personas cayó en 3,8% entre 2017 y 2020. Mientras tanto, el 20% más rico tuvo un crecimiento constante en sus ingresos.

Nota Original:Covid Forced About 1 in 5 British Adults to Go Deeper Into Debt

©2021 Bloomberg L.P.

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn
Share on whatsapp
WhatsApp
Share on email
Email