Regiones de España reclaman endurecer restricciones ante subida de contagios

Alarmadas ante el rampante aumento de los contagios de covid-19, las regiones de España aumentan su presión sobre el gobierno central para que les permita endurecer las restricciones sanitarias para frenar la tercera ola de una pandemia que llena los hospitales.

Los ejecutivos regionales, competentes en materia salud pública, quieren sobre todo que se les permita adelantar la hora de inicio del toque de queda nocturno vigente desde octubre, un reclamo de más de la mitad de las 17 comunidades autónomas.

El actual estado de alarma, efectivo hasta mayo, permite iniciar el toque de queda como pronto a las 22H00 y algunas regiones quieren avanzarlo dps horas.

Regiones como la sureña Andalucía solicitan además que se otorgue el poder para decretar confinamientos domiciliarios, algo que no contempla el actual estado de alarma, el paraguas legal para restringir derechos fundamentales de la población cuya modificación requiere aprobación del Parlamento, donde el gobierno es minoritario.

El ejecutivo del socialista Pedro Sánchez afirma una y otra vez que las medidas disponibles, que permiten cierres perimetrales de zonas, clausurar temporalmente comercios no esenciales y determinar el número de personas que pueden reunirse, son suficientes.

“No se trata de añadir muchas medidas de golpe, sino aplicar bien las que hemos adoptado y esperar los días necesarios para evaluar” su impacto, dijo la noche del miércoles el ministro de Sanidad, Salvador Illa, tras la reunión semanal con las autoridades regionales de salud.

Durante la primera ola, España impuso uno de los confinamientos más estrictos del mundo, que solo permitía salir de casa por razones de fuerza mayor. Traumatizada por las consecuencias de esa drástica medida para la población y la economía, a partir de entonces ha adoptado una estrategia menos severa.

Pero el gobierno se vuelve blanco de indignación de las regiones.

La decisión de no permitir adelantar el toque de queda es “autoritaria e irresponsable”, fustigó el vicepresidente regional de Castilla y León, Francisco Igea.

– Récord de contagios –

País muy golpeado por la pandemia, España registró el jueves por segunda día consecutivo un récord en su balance diario de contagios diagnosticados, con más de 44.000 infecciones, para elevar el dato global a 2,45 millones. Los decesos superaron los 55.000.

En siete regiones, más del 40% de las camas de sus unidades de cuidados intensivos están ocupadas por pacientes con covid-19.

“La presión sobre el sistema sanitario se va a mantener”, advirtió el epidemiólogo de cabecera del gobierno español, Fernando Simón.

A medida que los contagios volvieron a aumentar coincidiendo con las fiestas de fin de año, las regiones han ido adoptando medidas, aunque con diversos grados de rigidez.

La Rioja (norte), por ejemplo, ordenó el miércoles el cierre de todo comercio no esencial hasta el 23 de febrero. También dispuso el cierre perimetral de sus municipios, con entradas y salidas solo permitidas para ir a trabajar o asistir a una cita médica.

Cataluña (noreste), rica región de 7,5 millones de habitantes, extendió por otras dos semanas su paquete de medidas, que incluye cierre de centros comerciales y gimnasios, mientras que los fines de semana solo pueden abrir farmacias y supermercados.

Madrid, en contraste, solo impone cierres perimetrales de algunos barrios más afectados y su toque de queda va de 23H00 (22H00 GMT) a las 06H00 (05H00 GMT), sin que tenga intención de ampliarlo.

– “No podemos hacer más” –

Con los contagios disparados, los hospitales ven como se llenan sus camas de pacientes covid-19.

Actualmente hay 612 pacientes en cuidados intensivos en Cataluña, el doble que hace un mes, indicó el secretario de Salud Pública regional, Josep Maria Argimon.

“Este es el meollo de nuestra situación epidemiológica”, dijo Argimon.

Andalucía, la región más poblada del país con cerca de 8,5 millones de habitantes, afirma que ya agotó las medidas a su disposición bajo el estado de alarma.

El ejecutivo andaluz ya dispuso el toque de queda a las 22H00 (21H00 GMT), el cierre de negocios no esenciales a las 20H00 (19H00 GMT) y reuniones limitadas a seis personas.

“No podemos hacer más con las competencias que tenemos asignadas”, aseveró el encargado regional de Salud, Jesús Aguirre.

ds/du/jz/dbh

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn
Share on whatsapp
WhatsApp
Share on email
Email