La Policía jubiló a Arón, Monson y Obando, tres perros de la unidad Fiscal y Aduanera

Perro policía
/ Captura de pantalla

Tras diez años de trabajo, la Policía Fiscal y Aduanera (Polfa) de Colombia acaba de jubilar con honores a Arón, Monson y Obando, tres perros entrenados en detección de divisas, en Bogotá. Entre los tres, y en apenas un año, fueron capaces de detener el ingreso de más de $3.000 millones en dinero que iban a entrar ilegalmente al país.

De acuerdo con el brigadier general Gustavo Franco Gómez, director de dicho departamento de la Policía colombiana, “Monson, Arón y Obando contribuyeron a la detección de más de $3.182 millones de pesos en divisas que pretendían ingresar ilegalmente al país durante el año inmediatamente anterior, los expertos caninos se especializaron en detectar divisas ocultas en ropa, maletas de viaje, zapatos y mercancías de toda índole”.

En detalle, los animales localizaron 368.769 dólares, 200.383 euros y moneda en otras denominaciones, que en conjunto suman un total de $3.182.960.138, sólo en 2020 en el Aeropuerto Internacional El Dorado.

Los tres canes, dos que son cruce entre las razas terranova y labrador (Arón y Monson) y uno que es Golden Retriever (Obando) fueron despedidos del servicio activo por sus compañeros humanos en un evento con alfombra roja incluida, un momento emotivo que, según RCN Radio, sacó lágrimas a los uniformados con los que trabajaron.

“Su habilidad les permitió dar los golpes más contundentes al ingreso ilegal de divisas a Colombia desde El Dorado, se merecen esta despedida y se merecen descansar”, dijo al respecto el general Franco. De acuerdo con el comunicado oficial de la entidad, los tres se encuentran esperando que una familia los adopte para llevárselos al seno de un hogar.

Polfa
/ Policía Nacional

Según la misma institución, el proceso de adopción de cada uno de los perros, e incluso los caballos que prestaron servicio, se lleva a cabo a través del programa ‘Adopta un Héroe’, creado en septiembre de 2017. En este, el primer paso es comunicarse al número de teléfono (031) 518 9796 o correo dicar.greve-jefat@policia.gov.co y manifestar la intención de darles un hogar.

Dichas condiciones son suministrar una fotografía del espacio donde pasará el resto de sus días el animal, garantizar que estará en condiciones óptimas de cuidado y firmar un acta de compromiso, que certifique la responsabilidad del nuevo propietario de no utilizar al canino para trabajar, sino como un animal de compañía.

Mientras se completa el proceso, cada uno de los uniformados de cuatro patas aguarda, al menos en Bogotá, permanecerán en el fuerte de la Policía de Carabineros, ubicado en la Avenida Circunvalar #36-00. Allí, y si las restricciones de prevención del covid-19 lo permiten, los ciudadanos se pueden acercarse para conocer a los caninos que requieren de un nuevo hogar permanente.

“Las ventajas de tener uno de los perritos jubilados de la Policía en casa son innumerables, principalmente por su buen comportamiento, pues han sido entrenados por profesionales”, reza el sitio web de la fuerza pública, destacando que se trata de expertos antiexplosivos, antinarcóticos y como Arón, Monson y Obando, antitráfico de divisas.

Los jubilados miembros de la Polfa se unen a los 15 perros de todas las especialidades, retirados y condecorados por la Fiscalía General de la Nación en diciembre pasado.

“Han sido compañeros en la lucha contra la delincuencia en este país, en diferentes territorios, y además han permitido el desmantelamiento de diferentes organizaciones criminales, no solo lo han hecho al lado de nuestros funcionarios, sino que se ha constituido en una simbiosis de trabajo y en un sello de la Fiscalía General de la Nación, el grupo de caninos”, dijo sobre estos últimos el fiscal Francisco Barbosa.

Lee también: Fiscalía le habría advertido a Luis Gustavo Moreno no hablar con ciertos periodistas porque le “molestaría” a Barbosa

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn
Share on whatsapp
WhatsApp
Share on email
Email