116-104: Los Jazz desnudan a los Mavericks y suman 10 victorias consecutivas

En la imagen el base Jordan Clarkson. EFE/ERIK S. LESSER /Archivo
En la imagen el base Jordan Clarkson. EFE/ERIK S. LESSER /Archivo
(ERIK S. LESSER/)

Redacción deportes, 27 ene (EFE).- Unos Utah Jazz intratables dejaron este miércoles al desnudo las debilidades de los Dallas Mavericks con una exhibición que dejó un marcador de 116-104 y en la que destacaron el base Jordan Clarkson, con 31 puntos y 7 rebotes, y el pívot francés Rudy Gobert, con 29 puntos y 20 rebotes.
Hay una estadística que resume el partido de forma clara: en ningún momento durante los 48 minutos de juego los Mavs de Luka Doncic y Kristaps Porzingis estuvieron por delante en el marcador, lo que permitió a los Jazz conseguir con facilidad su décima victoria consecutiva.
Como ya está siendo habitual en los de Dallas, la primera mitad fue desastrosa, como reconoció tras el partido su entrenador, Rick Carlisle, a quien se le están acabando los adjetivos para describir la actuación de su equipo en los minutos iniciales.
En defensa, los Mavs fueron un coladero que rápidamente aprovecharon Gobert, Clarkson y Joe Ingles. Y eso que Carlisle recuperó a tres jugadores que habían quedado excluidos del equipo durante los últimos partidos por los protocolos de la covid-19: Josh Richardson, Dorian Finney-Smith y Dwight Powell.
La presencia de estos jugadores clave en el esquema de Carlisle habían levantado la esperanza que los Mavs podrían recuperar el espíritu defensivo que les caracterizó al principio de la temporada hasta el punto de que tenían la segunda mejor defensa de la NBA.
Pero fue una misión imposible para los Mavs a pesar de que los Jazz saltaron a la cancha sin su estrella, el escolta Donovan Mitchell, de baja como precaución tras mostrar síntomas de una contusión en la cabeza.
Sin Mitchell en juego, Gobert, Clarkson e Ingles se ocuparon de desgarrar la pobre defensa de los Mavs. El pívot francés terminó el primer cuarto con 10 puntos y 4 rebotes, Clarkson con 7 puntos e Ingles con 6 puntos, 2 rebotes y 2 asistencias.
Cuando el marcador ya señalaba un claro 25-17 para los de Utah a falta de algo más de 2 minutos para el final del primer cuarto, las cosas parecía que se complicarían aun más para los de Dallas cuando Doncic se sentó en el banquillo pidiendo atención a su rodilla derecha.
Sin Doncic en la cancha, los Jazz aumentaron la ventaja y dejaron el marcador al final de los 12 primeros minutos en un 32-19.
El segundo cuarto siguió con la misma canción. Los Mavs parados, esperando que el balón les llegase a las manos mientras que los Jazz apretaban el acelerador, con un Clarkson inspirado, metiendo triples con la misma facilidad con la que se metía hasta la cocina de los de Dallas para anotar debajo del aro.
Gobert no andaba lejos y ni Porzingis ni Powell ni James Johnson fueron capaz de pararle los pies. Sin respuesta para Clarkson o Gobert, se llegó al descanso con un 69-48 en el marcador. Clarkson era el máximo anotador con 22 puntos, seguido de Ingles, con 16 y Gobert con 14. Por detrás estaba Doncic, con unos modestos 12 puntos y 1 rebote.
Tras el descanso, los Mavs parecía que salían dispuestos a enmendar la plana. Los de Dallas recortaron la distancia a menos de 15 puntos pero el esfuerzo duró poco y justo antes de que se acabase el tercer cuarto los Jazz alcanzaron su máxima distancia: 25 puntos.
Al final el tercer cuarto terminó con un 100-78. Gobert y Clarkson sumaban ya 29 puntos cada uno, mientras que Ingles estaba en 21. En los Mavs, Doncic había llegado a los 27 puntos en un partido en el que no estaba acertado ni en defensa ni en ataque. Y a base de triples, Tim Hardway Jr. se situó con 19 puntos.
Solo en el último periodo los Mavs fueron capaces de recortar la distancia, al anotar 10 puntos más que sus contrincantes a pesar de que Doncic únicamente anotó tres puntos en ese tiempo. Pero para entonces era muy tarde. Los Jazz acumulan su décima victoria consecutiva, con Clarkson como máximo anotador del partido (31 puntos) y Gobert líder de los rebotes (20). Mientras, los Mavs siguen sin levantar cabeza.

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn
Share on whatsapp
WhatsApp
Share on email
Email