Dinamarca revalida su título mundial de balonmano, España bronce

Dinamarca, campeón olímpico (2016) y del mundo (2019), revalidó su corona mundial en el balonmano masculino tras imponerse en la final de la edición de 2021 a Suecia por 26-24, este domingo en El Cairo, donde España logró el consuelo del bronce.

Liderados por la estrella Mikkel Hansen, autor de siete goles, los daneses conservan el trofeo logrado en casa en 2019 frente a otro rival nórdico, Noruega (31-22).

Los suecos, que llegaron a este torneo sin algunos de sus jugadores claves en los últimos años (Niclas Ekberg, Jesper Nielsen, Andreas Nilsson, Lukas Nilsson) y con una nueva generación sin experiencia a nivel internacional, llegaron con ventaja al descanso (10-12) y la mantuvieron incluso al comienzo del segundo periodo (17-18).

Pero los daneses, verdugos de los españoles en semifinales, no son campeones olímpicos por casualidad y Niklas Landin demostró por qué está considerado como el mejor arquero del mundo en la actualidad.

Sus atajadas permitieron a los daneses voltear el marcador y lograr las primeras diferencias en el luminoso (25-22), con los laterales Jacob Holm (6 goles) y Nikolaj Oris (5) sumándose a Hansen en el ataque danés.

En los últimos tres minutos de partido, Landin volvió a protagonizar tres espectaculares paradas, incluido un penal, que acabaron decidiendo la final a favor de los daneses.

Dinamarca es la cuarta selección en conquistar dos títulos mundiales consecutivos después de Suecia (1954-1958), Rumanía (1961-1964 y 1970-1974) y Francia (2009-2011 y 2015-2017).

Suecia, finalista de los Juegos de Londres-2012 y de Europa en 2018, no gana un gran torneo internacional desde 2002.

– Consuelo para los ‘Hispanos’ –

Antes, España derrotó a Francia (35-29) en el partido por el bronce, entre los dos equipos derrotados el viernes en las semifinales.

Los españoles, campeones del mundo en 2005 y 2013, vuelven al podio ocho años después, mientras que Francia, con seis títulos en su palmarés, se queda fuera de las tres primeras plazas también por primera vez desde aquel triunfo de España, donde terminó en sexta posición.

De nuevo, los hermanos Dujshebaev, Alex, con ocho goles en catorce disparos, y Daniel, con seis tantos en siete intentos, fueron los mejores de la selección española, acompañados de otra gran actuación del portero Rodrigo Corrales, una de las revelaciones del equipo en este Mundial, con 16 paradas.

España se puso rápidamente por delante en el marcador, con un 4-0 favorable, que les dio confianza a lo largo del partido, a pesar de que una ventaja de seis tantos que tuvieron en el primer tiempo se redujo a tres (16-13) en el descanso.

De este modo, España pone un buen final a su campaña mundialista en que solo cayó en semifinales ante Dinamarca (35-33), en un partido en que Rubén Marchán mandó el balón al larguero a veinte segundos del final, en una jugada que podía haber significado el empate 34-34.

Ferran Solé fue el único español incluido en el equipo ideal del torneo.

Los otros fueron dos daneses (Mikkel Hansen, Mathias Gidsel), tres suecos (el arquero Andreas Palicka, además de Hampus Wanne y Jim Gottfridsson) y el francés Ludovic Fabregas.

pyv-tba/dif/psr/dr/mcd

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn
Share on whatsapp
WhatsApp
Share on email
Email