El exlíder de la región etíope de Tigray aboga por la continuidad de la resistencia

FOTO DE ARCHIVO: El exlíder de la región etíope de Tigray, Debretsion Gebremichael, durante un funeral celebrado en Mekele, capital de la región de Tigray, Etiopía, el 26 de enero de 2019. REUTERS/Tiksa Negeri
FOTO DE ARCHIVO: El exlíder de la región etíope de Tigray, Debretsion Gebremichael, durante un funeral celebrado en Mekele, capital de la región de Tigray, Etiopía, el 26 de enero de 2019. REUTERS/Tiksa Negeri (TIKSA NEGERI/)

NAIROBI, 31 ene (Reuters) – El antiguo partido gobernante en la región de Tigray, en el norte de Etiopía, está comprometido con la continuidad de la resistencia, según un presunto mensaje grabado de su líder, quien acusó a las fuerzas del Gobierno federal y a sus aliados de violaciones y saqueos.

Las palabras atribuidas a Debretsion Gebremichael constituirían su primera declaración pública desde el 11 de noviembre, aunque se mantuvo en contacto con los periodistas hasta la primera semana de diciembre.

La grabación se publicó en la página de Facebook de un medio de comunicación afiliado al antiguo partido en el poder, el Frente Popular de Liberación de Tigray (TPLF, por sus siglas en inglés), que lleva enfrentado contra las fuerzas del Gobierno desde el 4 de noviembre.

“Ellos (el Gobierno federal) tienen un dominio militar temporal”, afirma la grabación, que refiere abusos de derechos humanos como violaciones y saqueos, actos que también han sido destacados por las Naciones Unidas.

“Estamos inmersos en una resistencia prolongada”.

Reuters no pudo verificar de forma independiente la autenticidad o la fecha de la grabación.

Consultada por Reuters, Billene Seyoum, portavoz del primer ministro Abiy Ahmed, dijo: “No puedo hablar de los delirios de la página de Facebook de una camarilla criminal”.

El TPLF y sus aliados extranjeros han tratado de desviar la atención desde noviembre con afirmaciones infundadas de genocidio para encubrir sus propios “crímenes horrendos”, dijo Seyoum, instando a las naciones y a los medios de comunicación extranjeros a desenmascararlos.

MILES DE ASESINADOS

Abiy reivindicó la victoria contra el TPLF a finales de noviembre, después de que sus fuerzas capturaran la capital regional, Mekelle, pero se han seguido registrando combates localizados.

Miles de personas han muerto en el conflicto, cientos de miles se han visto obligadas a abandonar sus hogares y hay una escasez de alimentos, agua y medicinas en toda la región de más de 5 millones de habitantes.

“Las ciudades y las zonas rurales de Tigray están siendo bombardeadas día y noche por artillería pesada”, afirma la grabación.

Los informes de las distintas partes implicadas en el conflicto son difíciles de verificar, ya que el Gobierno ha aislado en gran medida a Tigray de los periodistas y las organizaciones humanitarias extranjeras. Las telecomunicaciones en muchas zonas no funcionan.

Debretsion hizo un llamamiento a los originarios de Tigray en el extranjero para que contribuyan con tiempo y dinero a apoyar a los combatientes, así como a las naciones extranjeras para que condenen al Gobierno etíope, afirmando que Abiy y el presidente eritreo Isaias Afwerki deberían ser acusados en un tribunal internacional.

Decenas de testigos presenciales han afirmado que las tropas eritreas están presentes en Tigray para apoyar a las fuerzas etíopes, aunque ambas naciones lo niegan.

El Gobierno de Abiy dice que el TPLF provocó el conflicto al atacar las bases del ejército en Tigray y que el Estado está enviando ayuda.

El domingo, la emisora estatal Fana informó de que el Gobierno etíope estaba creando un grupo de trabajo para responder a la creciente preocupación por la violencia cometida contra las mujeres en Tigray.

La ministra de la Mujer, la Infancia y la Juventud, Filsan Abdullahi, declaró que el ejecutivo mantiene una política de tolerancia cero hacia cualquier forma de violencia sexual.

El miércoles, un portavoz del Departamento de Estado estadounidense pidió el acceso de la ayuda humanitaria a Tigray, citando informes creíbles de saqueos, violencia sexual y asaltos en los campos de refugiados.

(Información de la redacción de Nairobi; editado por Andrew Cawthorne; traducido por Darío Fernández en la redacción de Gdansk)

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn
Share on whatsapp
WhatsApp
Share on email
Email