Ciencia.-Tormentas de polvo asolaban Europa durante el último máximo glacial

01/02/2021 Nussloch, Alemania. La sucesión de capas en el loess es como un archivo climático. Para obtener datos precisos, el afloramiento se limpió cuidadosamente y la estratigráfica se leyó correctamente antes de tomar muestras para su datación y análisis.
POLITICA INVESTIGACIÓN Y TECNOLOGÍA
PIERRE ANTOINE, LABORATOIRE DE GEOGRAPHIE PHYSIQUE
01/02/2021 Nussloch, Alemania. La sucesión de capas en el loess es como un archivo climático. Para obtener datos precisos, el afloramiento se limpió cuidadosamente y la estratigráfica se leyó correctamente antes de tomar muestras para su datación y análisis.
POLITICA INVESTIGACIÓN Y TECNOLOGÍA
PIERRE ANTOINE, LABORATOIRE DE GEOGRAPHIE PHYSIQUE
(Sebastian Carrasco/)

MADRID, 1 (EUROPA PRESS)

Los paisajes desnudos y helados de Europa fueron asolados por tomrentas de polvo cada final de invierno y principios de primavera durante los períodos más fríos de la última edad de hielo.

Estas paleo-tempestades, que rara vez se igualan en nuestro clima moderno, frecuentemente cubrieron Europa Occidental con algunas de las capas más gruesas de polvo de la edad de hielo que se encuentran en cualquier lugar de la Tierra.

Esto se demuestra mediante una serie de nuevas estimaciones de las tasas de sedimentación y acumulación de capas de ‘loess’ europeas obtenidas por el científico investigador principal Denis-Didier Rousseau de la Ecole Normale Supérieure en París, Francia, y sus colegas. El trabajo, que se publica en Quaternary Science Reviews, es parte del proyecto TiPES sobre puntos de inflexión en el sistema terrestre, coordinado por la Universidad de Copenhague.

En el estudio, Denis-Didier Rousseau y sus colegas reinterpretaron capas en loess de Nussloch, Alemania. El loess es un tipo de tierra del tamaño de un limo fino que se encuentra en todo el mundo. Está constituida principalmente por sedimentos eólicos, que son materiales transportados por el viento desde zonas secas sin vegetación como desiertos de cualquier tipo, morrenas o cauces secos de ríos.

Dentro de los sedimentos eólicos, capas más oscuras de paleosuelo se alternan dentro de las capas de loess. Cada capa del loess representa un cambio en las condiciones climáticas. En Nussloch, los paleosoles provienen de períodos de clima más suave, llamados interestadiales durante la edad de hielo. Las capas eólicas se depositaron durante los períodos fríos y consisten principalmente en polvo y limo de los cauces secos del río Rin.

Tradicionalmente, en el campo académico del paleoclima, se ha asumido que los paleosoles interestadiales se desarrollaron sobre la capa subyacente, por acumulación, cuando el cambio a un clima relativamente templado permitió que floreciera una biología más rica en la región.

Pero el muestreo cuidadoso y la datación precisa de la sedimentación de loess de Nussloch con luminiscencia y carbono 14 por Denis-Didier Rousseau y sus colegas ahora han demostrado que este no es el caso. En cambio, en Europa, los paleosoles se desarrollaron hacia la capa subyacente, no sobre el polvo.

“En Europa, los paleosoles se están incrustando en los depósitos eólicos. Y cuando se está considerando esto, se debe tener en cuenta el espesor del paleosuelo cuando se evalúa la deposición de polvo. Luego encontramos tasas de acumulación y sedimentación eólicas que son mucho más precisos que antes”, dice Denis-Didier Rousseau.

A partir de esto, ha sido posible construir modelos de la nueva era y recalcular las tasas de sedimentación y el balance de masa para las capas de loess europeas en un rango de muestras desde Bretaña, el norte de Francia hacia el este hasta Ucrania en un transecto casi longitudinal.

Los resultados muestran que durante el último máximo glacial, Europa occidental fue más polvorienta que China, que de otro modo se presume que es la región más polvorienta de la Tierra en los períodos más fríos de las edades de hielo.

Las nuevas estimaciones de la acumulación de polvo de la edad de hielo en Europa se ajustan a una serie de simulaciones de modelos climáticos. Por lo tanto, el resultado tiene el potencial de ayudar a comprender los períodos abruptos de calentamiento y enfriamiento durante las edades de hielo llamados eventos Dansgaard/Oeschger que llevan las marcas de los puntos de inflexión climáticos.

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn
Share on whatsapp
WhatsApp
Share on email
Email