El petróleo de Texas abre con un alza del 0,94 %, hasta 52,69 dólares

El barril de referencia estadounidense subía con la llegada de febrero, el primero de los dos meses en los que Arabia Saudí se ha comprometido a reducir su suministro en 1 millón de barriles diarios para equilibrar el mercado petrolero a causa de la crisis del coronavirus. EFE/EPA/ETIENNE LAURENT/Archivo
El barril de referencia estadounidense subía con la llegada de febrero, el primero de los dos meses en los que Arabia Saudí se ha comprometido a reducir su suministro en 1 millón de barriles diarios para equilibrar el mercado petrolero a causa de la crisis del coronavirus. EFE/EPA/ETIENNE LAURENT/Archivo
(EFEI0500/)

Nueva York, 1 feb (EFE).- El precio del petróleo intermedio de Texas (WTI) abrió este lunes con un alza del 0,94 %, hasta los 52,69 dólares el barril, impulsado los recortes de producción acordados por Arabia Saudí para este mes y el siguiente.
A las 09.05 hora local (14.05 GMT), los contratos futuros del WTI para entrega en marzo sumaban 49 centavos con respecto al cierre del día anterior.
El barril de referencia estadounidense subía con la llegada de febrero, el primero de los dos meses en los que Arabia Saudí se ha comprometido a reducir su suministro en 1 millón de barriles diarios para equilibrar el mercado petrolero a causa de la crisis del coronavirus.
“Los precios están subiendo hoy porque este lunes es el día del envío del “regalo” saudí. Es una reacción psicológica de los inversores, ya que buena parte del efecto saudí se ha descontado desde que el reino anunció sus intenciones”, dijo en una nota la analista Louise Dickson, de Rystad Energy.
Los expertos apuntan también a que el Texas está operando con ganancias gracias a la caída en las reservas de la última semana, indicador de un “nivel sano de demanda en comparación con el suministro del mercado”.
En el trasfondo de la sesión, no obstante, se encuentra la evolución de la pandemia y la implementación de las vacunas en los países más afectados económicamente, cuya lentitud ha ensombrecido las perspectivas de recuperación económica pronosticadas por los analistas.
Del lado de la demanda, precisamente, el mercado asimila la “cancelación” de Año Nuevo chino debido a las restricciones de movilidad que mantienen en casa a millones de personas y que han obligado a rebajar las previsiones de consumo iniciales.
Mientras tanto, Estados Unidos sigue pendiente de la aprobación legislativa de un cuantioso plan de estímulo económico prometido por el nuevo presidente, Joe Biden, y se espera que salga adelante pero “sería una decepción enorme si hay obstáculos de largo plazo”, agregó Dickson.

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn
Share on whatsapp
WhatsApp
Share on email
Email