Ganaderos y ONGs temen un giro del gobierno francés sobre acuerdo UE-Mercosur

Los defensores del medio ambiente y las organizaciones de ganaderos acusan al gobierno francés de intentar “salvar el acuerdo” de liberalización comercial entre la UE y Mercosur a pesar de haberse opuesto a él.

En un documento de trabajo hecho público por el diario digital francés Mediapart y del que la AFP obtuvo una copia, el gobierno señala “las pistas” que está considerando “para responder a las preocupaciones surgidas por el proyecto de acuerdo UE-Mercosur”.

El documento enumera los compromisos que pediría a Argentina, Brasil, Paraguay y Uruguay sobre los dos principales puntos de fricción (la deforestación y las normas sanitarias sobre el ganado importado) a cambio del levantamiento del veto francés.

El jueves está prevista en París una videoconferencia del comité de seguimiento de la política comercial para abordar el tema, con el ministro encargado del Comercio Exterior, Franck Riester.

La Fundación Nicolas Hulot considera las condiciones exigidas en el documento “puramente declarativas y no vinculantes”.

“Las exigencias adicionales, además de ser muy insuficientes en el fondo, se olvidan de temas importantes planteados por este acuerdo: derechos humanos y respeto de las convenciones internacionales, impacto en las economías locales y desestabilización de los mercados agrícolas”, añade Maxime Combes, economista del colectivo Stop CETA/Mercosur.

Según él, Francia “está negociando su adhesión” al acuerdo y el “no” francés expresado en agosto de 2019 por el presidente Emmanuel Macron es un “no” de fachada.

Los ganaderos por su parte no salen de su asombro.

“El gobierno nos transmitió antes de la reunión del jueves la lista de condiciones para la ratificación por parte de Francia del acuerdo UE-Mercosur, pese a que había expresado públicamente su oposición a este acuerdo ‘en su estado actual'”, lamentó Bruno Dufayet, presidente de la Federación Nacional Bovina, que agrupa a la mayoría de los 80.000 ganaderos bovinos que se consideran amenazados por el acuerdo comercial.

“Para los ganaderos franceses, que son los principales productores de carne de vacuno en Europa gracias a un modelo de ganadería de leche en pastoreo, y que ya sufren ingresos muy bajos, este acuerdo es una catástrofe, porque acepta la importación a Europa de 99.000 toneladas de carne de vacuno del Mercosur al 7,5% de derechos de aduana, con normas sanitarias de producción prohibidas en Europa”, añadió Dufayet.

El 23 de agosto de 2019, Emmanuel Macron denunció “un proceso de deforestación industrializada” en la selva amazónica, acusó a su homólogo brasileño Jair Bolsonaro “de no respetar sus compromisos climáticos” y afirmó que Francia “se oponía al acuerdo de Mercosur en el estado actual”.

im/soe/rhl/erl/rsr

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn
Share on whatsapp
WhatsApp
Share on email
Email