Sudáfrica.- El expresidente de Sudáfrica Jacob Zuma rechaza comparecer ante el comité que le investiga por corrupción

MADRID, 1 (EUROPA PRESS)

El expresidente de Sudáfrica Jacob Zuma ha recalcado este lunes que no comparecerá ante el comité que le investiga por corrupción, a pesar de la orden emitida el jueves por el Tribunal Constitucional para que se presentara ante las vistas.

“Si esta postura es considerada una violación de su ley, que su ley siga su curso. No temo ser arrestado. No temo ser condenado ni ser encarcelado”, ha dicho en un comunicado, en el que ha vuelto a rechazar la competencia del juez que encabeza la comisión para abordar el caso.

Así, ha dicho que “nunca hubiera imaginado que llegaría un momento en el que un Gobierno democrático en Sudáfrica construido sobre valores constitucionales se comportara exactamente igual que el Gobierno del Apartheid a la hora de crear procesos legales diseñados para actuar contra personas específicas en la sociedad”.

“Presenciar esto supone un dolor mucho más amplio al ver que un Gobierno negro liberado se comporta de esta forma contra uno de los suyos”, ha manifestado Zuma, según un comunicado publicado por la Jacob Gedleyihlekisa Zuma Foundation.

El expresidente ha argumentado que “nunca” dijo que no quiera comparecer, pero ha hecho hincapié en que no lo hará si el juez Raymond Zondo no se recusa “por su sesgo y el historial de relaciones personales” entre ambos, tal y como ha recogido el diario sudafricano ‘The Times’.

El Constitucional sostuvo en su fallo que las acusaciones que pesan contra el exmandatario suponen que “esté firmemente ubicado en el centro de las investigaciones” e “incluyen que entregó poderes constitucionales a personas privadas no electas”.

El expresidente abandonó en noviembre una vista de las investigaciones después de que se rechazara su petición de que el juez al frente del caso fuera recusado por un presunto sesgo en el marco de los procedimientos.

Tras la decisión, el jefe del equipo legal de la comisión, Paul Pretorius, señaló que el expresidente debería responder a las preguntas, si bien el abogado defensor Muzi Sikhakhane resaltó que se excusaban de los procedimientos, tras lo que Zuma abandonó la sala sin permiso.

El actual presidente sudafricano, Cyril Ramaphosa, quien fuera vicepresidente de Zuma y quien accedió al cargo en febrero de 2018, ha señalado que cerca de 500.000 millones de rands (cerca de 27,3 millones de euros) fueron malversados de los fondos públicos durante los nueve años en los que su predecesor estuvo al frente del país.

Los cargos contra Zuma se formularon hace una década, pero fueron aparcados por la Fiscalía de Sudáfrica poco antes de postularse para presidente en 2009. Tras la elección de Zuma, sus oponentes pelearon en una larga batalla legal para restablecer las acusaciones, lo que consiguieron en 2016.

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn
Share on whatsapp
WhatsApp
Share on email
Email