Infobae

“Nos falta un ‘cumpa’, está desaparecido”: el mensaje que recibió la mujer de Jones Huala tras el ingreso de Gendarmería

“Nos falta un ‘cumpa’, está desaparecido”. El mensaje llegó al teléfono de Andrea Millañanco, mujer mapuche, durante la tarde del 1° de agosto, después de que Gendarmería nacional abandonara el territorio de la Pu Lof en Resistencia de Cushamen. Ya había pasado el momento en el que un grupo de agentes llegó hasta la orilla del río Chubut y corrió, presuntamente con piedrazos y disparos, a los mapuches hacia la otra margen. Millañanco, pareja del lonko Facundo Jones Huala, estaba en Esquel, donde su compañero está detenido, y leyó el SMS que le mandó uno de los hombres de la comunidad que había logrado escapar de los gendarmes. Fue la primera noticia sobre la desaparición de Santiago Maldonado.Eso es parte de lo que contará en su declaración testimonial la mujer mapuche al juez federal Guido Otranto seguramente el lunes o martes, luego de que declaren los 16 gendarmes citados para relatar sus versiones de lo ocurrido hace ya 43 días. “Cuando me cite voy a contarle al juez que recibí un mensaje sobre la desaparición de Santiago”, le confirmó ella misma a Infobae, y criticó el trabajo de Otranto: “Es una falta de respeto que haya tardado tanto en citar a los gendarmes, su accionar, como el de la fiscal (Silvina Avila) deja mucho que desear”.”Cumpa” le dicen los mapuches a los “hombres blancos” en quienes confían. Entre ellos se llaman “lamien”, que podría traducirse como hermano o hermana. Quien le mandó el mensaje a Millañanco -su identidad no trascendió pero fue efectivamente un “lamien” varón- se refería a Santiago Maldonado. Millañanco recibió el mensaje y, según contó, el teléfono se le “bloqueó” horas más tarde. “No sabemos qué le pasó aparato. Se apagaba solo y dejó de andar y Andrea cambió el chip”, explicó una persona de la comunidad a Infobae. No obstante, la testigo le presentará a Otranto el número del celular para que se hagan las pericias correspondientes que permitan confirmar lo que ella asegura, con el fin de descartar las versiones que indican que Santiago podría estar escondido en territorio indígena.Mapuches consultados por este medio explicaron que si bien en la Pu Lof no hay señal de celular, existe un sector en una lomada, más hacia el norte (yendo hacia El Bolsón) que tiene señal para mandar SMS y que desde ahí avisaron a Millañanco que faltaba un “cumpa”, es decir, Santiago Maldonado. El joven tatuador de 28 años había llegado el 31 de julio a la Lof para solidarizarse con el corte previsto para ese día en reclamo por la liberación de Jones Huala. El corte del 31 fue desactivado por unos 120 gendarmes.Esa noche, con la tensión ya instalada en el bello paisaje patagónico propiedad en gran parte de Luciano Benetton, Santiago durmió en la casilla de guardia (porque más allá el hombre blanco no tiene permitido el acceso) y cerca de las 11 del 1° de agosto los mapuches se aproximaron a la ruta 40. En diálogo con Infobae, ellos aseguran que no llegaron a cortar la ruta cuando comenzó la “represión”.Pasadas las 11.30, “Gendarmería dominó nuestro territorio y nosotros huimos al otro lado del río”, contó el testigo mapuche Matías Santana. Las mujeres y los niños se quedaron en la casilla de guardia. Ellas aseguraron que algunos gendarmes secuestraron objetos y quemaron varias casillas y carpas en una zona de pinos, a 200 metros del río.La investigación, que sigue caratulada como “desaparición forzada” y todavía no tiene imputados, apunta al rol de Gendarmería dentro de la Pu Lof. Sobre lo que ya nadie duda es que los agentes de la fuerza de seguridad llegaron hasta el río Chubut donde, aparentemente, hubo piedrazos y disparos, según confirmaron durante el martes y el miércoles a Otranto siete gendarmes que participaron del operativo.Las testimoniales internas que tomó el Ministerio de Seguridad Nacional entre el 10 y el 16 de agosto sobre los hechos ocurridos el 1° de ese mes -y que llegaron a manos de Otranto recién el domingo 10 de septiembre- revelaron que efectivamente hubo una especie de enfrentamiento entre Gendarmería y los mapuches del Movimiento Autónomo del Puel Mapu, que habitan en la Pu Lof.El agente Neri Armando Robledo contó que lanzó una piedra “un tanto pequeña” que habría impactado en un manifestante que estaba cruzando el río. Emmanuel Echazú es otro de los gendarmes sobre los que pesa la sospecha de haber actuado “suelto”, es decir, sin órdenes de reprimir de parte de sus superiores. El subalférez fue herido de un piedrazo y sufrió doble fractura de su mandíbula. Pero estos casos tardaron 40 días en llegar al despacho de Otranto.Una foto que integra el expediente, a la que tuvo acceso exclusivo Infobae, muestra a Echazú volviendo solo del río con un arma en su mano derecha. Esa imagen fue tomada a las 11.40, siete minutos después de que el primer gendarme rompiera la tranquera para entrar en territorio mapuche: según otra foto, los agentes entraron a las 11.33.Resulta extraño que en ese lapso Echazú haya sido herido de tal gravedad y así todo haya tenido fuerzas para seguir hasta el río en persecución de su posible agresor. Para la querella, el oficial miente cuando dice que recibió el impacto antes de entrar a la Pu Lof y no descartan que su herida haya sido provocada en una lucha cuerpo a cuerpo con un manifestante.La querella cree que Gendarmería oculta o eliminó imágenes de ese momento porque hay un agujero temporal en las fotos. Sin embargo, existe una imagen tomada a las 11.34 en la que se ve a una agente mujer sacar fotos o filmar con una cámara en el camino de ingreso del territorio mapuche hacia el río, a unos 20 metros detrás de un grupo de agentes que siguen a un camión de la fuerza de seguridad.El testigo mapuche Matías Santana, de 20 años, declaró que él escuchó desde la otra margen del río, arriba de su caballo, cómo un agente gritaba “quedate quieto” y que luego cuando miró vio un bulto celeste, que él identifica como su campera. “Esa campera la tenía puesta Santiago, yo se la presté”, declaró ante el juez y también a la prensa.El martes Santana agregó en diálogo con Infobae que ningún integrante de la comunidad reportó haber sido agredido por un piedrazo, tal como contó Robledo a sus superiores días atrás. Pero sí admitió que los gendarmes los persiguiron “a piedrazos y tiros”.Antes de que declare Millañanco lo harán otros nueve gendarmes, además de los siete que ya dieron su testimonio en la oficina de Otranto. Infobae tuvo acceso a la lista: el jueves declararán Marcos Anastasio González, Sergio Roberto Rigonatto, Jorge Luis Fortunato y Daniel Alberto Orrego. El viernes, contarán sus versiones de los hechos Cecilio Manuel Fernández, Lucio Buch, Andrés Ahumada y Martín Darío Lozano; y el sábado, Emmanuel Echazu, Diego Juan Ramos, Dardo Zoilan y Aníbal Ezequiel Cardozo.Entre los nombres no aparece el de Neri Armando Robledo. Una fuente de la causa especuló con la posibilidad de que el juez haya decidido no llamarlo ante la posibilidad de hacerlo una vez que se le pueda imputar algun delito.Los mapuches y un presunto plan de “golpes de prensa”El miércoles trascendió una hoja secuestrada a tres mapuches (dos mujeres y Fernando Jones Huala, hermano del lonko) detenidos el 1° de agosto en Leleque, camino a Esquel, dentro del territorio Benetton. Según difundió Clarín a través de “fuentes del Gobierno”, el “documento” contiene la consigna “generar golpes de prensa” y sería parte de un “plan” para lograr la liberación de Facundo Jones Huala.Fuentes del Movimiento Autónomo del Puel Mapu, que integra el Pu Lof de Resistencia en Cushamen, donde desapareció Maldonado el 1° de agosto, dieron su versión a Infobae. Según ellos esa consigna refiere al reclamo por la “represión” de Gendarmería aquel día y el anterior, 31 de julio, cuando los mapuches cortaron la ruta 40. Sin embargo, aclararon que no harán declaraciones oficiales. “Creemos que toda esta información es usada a propósito para desviar la cuestión de lo importante, que es investigar qué pasó con Santiago. Si respondemos, somos como ellos”, explicó a este medio uno de los voceros de la comunidad.LEA MÁSCaso Maldonado: declararon cuatro gendarmes y dijeron que no vieron a ningún compañero arrojar piedras contra los mapuches
Ir a la fuente…

Comments are closed.

Powered by: Wordpress