Opinión

¿Qué dijeron del 2×1?

Por Kevin Grunbaum

El pasado miércoles 3 de mayo la corte suprema de la nación le otorgó el beneficio del 2×1 a Luis Muiña, condenado por delitos de lesa humanidad. Ante un fallo más que polémico ¿Qué dijeron los representantes del PRO al respecto? .

Desde que Elena Highton de Nolasco, Carlos Rosenkrantz y Horacio Rosatti consideraron que en el caso de Luis Muiña si aplicaba la, hoy derogada, ley 24.390 –conocida popularmente como el beneficio del 2×1-, que permite computar doble, a partir del segundo año de detención, los días que pasaron sin sentencia firme, numerosos miembros de la oposición y de organismos de derechos humanos de todo el país se manifestaron en contra de la decisión tomada por la corte. Criticando lo que consideraron como un “Retroceso en la lucha por la memoria la verdad y la justicia”.

Quienes se demoraron unos días más en expresar una opinión y prefirieron optar por un enfoque distinto fueron los principales referentes del PRO. Claudio Avruj, Secretario de Derechos humanos de la nación sostuvo: “El Gobierno cuestiona la aplicación del 2X1, es un convencimiento inequívoco. Esto no tiene nada que ver con el compromiso inquebrantable por la lucha contra la impunidad” . “Rechazamos el 2×1, y rechazamos más que se aplique a los delitos de lesa humanidad. Esperamos que sea muy restrictiva”.

Por su parte Horacio Rodríguez Larreta fue al programa de Luis Majul donde prefirió criticar la cuestión judicial y no hablar de los derechos humanos. “No me gusta, si hay una pena para un delito, no hay razones para cortarlo”. También aprovechó la oportunidad para criticar al gobierno anterior: “El kirchnerismo no entiende lo que significa Justicia independiente. Es un poder independiente más allá de quién nombró a los jueces”.

La vicepresidenta, Gabriela Michetti, fue de las primeras en expresarse, de hecho lo hizo el mismo día del fallo, sin embargo no hizo mención a los derechos humanos, solo hablo de la ley 24.390: “En el fondo de la cuestión, siempre estuvimos en contra de la ley del 2×1. Nunca estuvimos de acuerdo con la ley de 2×1 ni para un delincuente, ni para un violador o ni para alguien que ha cometido un delito de lesa humanidad”. También sostuvo la importancia de la división de poderes: “La Justicia tiene que ser independiente, nos gusten o no sus fallos”.

La Gobernadora de la Provincia de Buenos Aires, María Eugenia Vidal, se refirió al tema en un acto el día lunes 8. Sin embargo, no hizo referencia a la cuestión de los derechos humanos sino solamente a las implicaciones judiciales del 2×1: “Nuestra posición es clara: los delitos de lesa humanidad deben ser tratados como delitos de lesa humanidad y no como delitos comunes, porque la única forma de aliviar el dolor, de reparar en algo el sufrimiento de las víctimas y de sus familias es con respuestas justas”.

Otro que solo hizo referencia a la cuestión judicial fue el jefe de Gabinete, Marcos Peña, quien publicó en su página oficial un mensaje criticando la “impunidad del 2×1”: “Nosotros consideramos que el 2×1 es un símbolo de la impunidad en la Argentina. Es un mecanismo que consagra esa impunidad y que terminaba beneficiando a los que son juzgados por las causas más complejas. Rechazamos el concepto del 2×1 y más aún que se aplique a los crímenes de lesa humanidad y esperamos que el fallo sea lo más restrictivo posible”.

El Subsecretario Nacional de Juventud y Presidente de los Jóvenes PRO, Pedro Robledo. fue otro referente del Pro que opinó sobre el fallo de la corte, pero también se limitó a criticar la cuestión procesal del tema y no hizo referencia a sus implicancias en la lucha por los derechos humanos: “Hay una opinión mayoritaria contraria al fallo de la mayoría de corte”.
“Hay que sostener que los poderes de la república son independientes, que el ejecutivo puede opinar pero no decirle a la corte lo que tiene que hacer”.

A menos de una semana del fallo de la Corte Suprema, los referentes del PRO han expresado un notorio doble discurso a la hora de expresarse. Por un lado han destacado la importancia de la separación de poderes, de una justicia independiente y de respetar los fallos del tribunal supremo, pero por el otro han criticando el accionar de la Corte en lo que respecta a la aplicación de la ley 24.390 (2×1) en este o cualquier otro caso.

A su vez, con la excepción de Claudio Avruj, en sus críticas no hacen mención alguna al hecho de que a quien se le está dando el beneficio es un condenado por delitos de Lesa Humanidad. También omiten hablar sobre el impacto de este fallo en la lucha por los derechos humanos y la posibilidad de que este beneficio sea otorgado a otros condenados por el mismo tipo de delitos.

Comments are closed.

Powered by: Wordpress