Así serán los nuevos portátiles enfocados al teletrabajo

HANDOUT - El Thinkbook Plus Gen 2 de Lenovo tiene una segunda pantalla de tinta electrónica monocromática en la parte superior de la tapa del portátil. Foto: Lenovo/dpa - ATENCIÓN: Sólo para uso editorial con el texto adjunto y mencionando el crédito completo
HANDOUT – El Thinkbook Plus Gen 2 de Lenovo tiene una segunda pantalla de tinta electrónica monocromática en la parte superior de la tapa del portátil. Foto: Lenovo/dpa – ATENCIÓN: Sólo para uso editorial con el texto adjunto y mencionando el crédito completo (Lenovo/)

En tiempos de coronavirus, confinamiento y teletrabajo, muchos empleados de oficina cayeron en la cuenta de que el portátil que hasta ese momento había prestado fiables servicios no era suficiente para trabajar desde casa: no tenían webcam o bien una de mala calidad, producían sonidos molestos y pitidos en el micrófono, la batería era de carga muy lenta.

El teletrabajo, el trabajo móvil, el trabajo en casa y demás modalidades híbridas que se derivan del trabajo remoto constituyen un buen incentivo para que los fabricantes adapten sus novedades a las necesidades de los consumidores.

Según el Índice de Electrónica Doméstica (Hemix), publicado por la asociación empresarial alemana gfu, desde marzo hasta octubre de 2020 se registró, en comparación con el mismo periodo del año anterior, un aumento de un 20 por ciento en las ventas de ordenadores portátiles y de un 40 por ciento en los monitores. 

La nueva generación de dispositivos a lanzarse en 2021 satisfará aún mejor las necesidades de muchas personas. Al menos eso es lo que prometieron los fabricantes de reconocidas marcas, tales como Asus, Acer, Dell, HP, Lenovo y LG, en el CES, la mayor feria de electrónica de consumo del mundo, que este año fue celebrada por primera vez únicamente de forma virtual. 

Los nuevos portátiles para uso profesional permiten vislumbrar lo que pronto podría ser estándar también en otros dispositivos.

En muchos trabajos de oficina, la videoconferencia ha pasado a ser parte del día a día, por lo que los fabricantes están ofreciendo cámaras web de alta resolución y con más potencia luminosa. El Envy 14, de HP, por ejemplo, puede utilizar la pantalla como un anillo de luz para iluminar mejor el rostro del usuario en las videollamadas, y el Elite Dragonfly G2, también del fabricante estadounidense, incorpora una cámara web con una resolución de cinco megapíxeles. 

Además, cada vez más fabricantes están equipando sus modelos con una cubierta que se desliza sobre la cámara frontal para salvaguardar la privacidad del usuario.

Las series X1 Carbon y Yoga de la línea de portátiles ThinkPad, de Lenovo, están equipadas con Dolby Voice, una nueva tecnología de audio que mejora la experiencia de videoconferencia y hace que estas sean menos agotadoras. Este sistema permite distinguir mejor las voces y, con ayuda de un software especial, suprime ruidos y ecos. 

Otros modelos ofrecen alternativas con dos o más micrófonos, o bien desarrollan soluciones de altavoces junto con fabricantes de renombre como Bang & Olufsen o Dolby.

HP presentó, por su parte, una tecnología llamada Dynamic Audio, que detecta automáticamente las videoconferencias o películas y ajusta la salida de audio. Mediante un sistema de calibración de sonido, el ordenador puede incluso configurarse de acuerdo a los hábitos de escucha de cada persona.

Quien trabaja desde casa sabe que, en el transcurso del día, se suele pasar de una habitación a otra, ya sea para evitar el bullicio de los niños mientras juegan, huir de los ruidos de la cocina o evitar molestar a otra persona que también está trabajando. 

En estos casos, los portátiles particularmente ligeros aportan una gran ventaja. Sin embargo, hay un gran número de dispositivos que, con pesos de 990 a 1.250 gramos, rondan la marca de un kilogramo.

Al mismo tiempo, para el trabajo en casa se requiere una periferia que garantice un trabajo cómodo y eficiente, por lo que habrá que contar, por lo menos en una de las habitaciones, con un escritorio donde poder apoyar un monitor, un teclado y un ratón. 

La nueva generación de monitores se suministra con un único cable USB-C que no solo lleva la imagen de la computadora a la pantalla, sino también la energía y los datos a la computadora. Esto elimina la necesidad de manipular distintos cables cada vez que uno se traslada de habitación. En el caso de que ya se disponga de pantalla y teclado, se recomienda utilizar una estación base USB-C. 

Para quienes hacen un uso intensivo del portátil, el fabricante LG ofrece el modelo Gram, equipado con teclas más grandes. Normalmente, estos modelos, más pequeños y ligeros, son los que suelen tener teclas más pequeñas y menos espaciadas.

En cuanto a los formatos de pantalla, también ha habido una evolución. Los primeros monitores hacían uso de la relación de aspecto 4:3, luego los fabricantes comenzaron a lanzar al mercado portátiles con el formato 16:9. 

En la actualidad, los formatos preferidos para el uso profesional son el 16:10 o el 3:2, ya que, al ofrecer un mayor espacio vertical, proporcionan más píxeles en casi la misma superficie y con menor desplazamiento del cursor. 

Por las pantallas más altas apuestan, además de LG con sus nuevos modelos Gram, también Dell con el Latitude 9420, HP con el Envy 14 y Lenovo con los Thinkpads X1, Titanium Yoga y X1 Carbon, así como con el IdeaPad 5 Pro. 

El ThinkBook Plus Gen2, de Lenovo, tiene además una pantalla de tinta electrónica monocromática en la parte superior de la tapa del portátil. Esta permite utilizar muchos programas sin abrir la computadora y así ahorrar energía.

En el segmento de los portátiles convertibles en tabletas, HP presenta otro concepto interesante. La pantalla de su modelo Elite Folio, de 13,5 pulgadas y suministrada con procesador Qualcomm, se puede plegar hacia adelante para que el usuario pueda escribir sobre ella con ayuda del lápiz electrónico incluido.

El sistema de bisagras también permite plegar la pantalla a 180 grados para que el dispositivo pase al modo de tableta.

En el campo de la inteligencia artificial, HP presenta una innovación bastante inesperada. Los sensores incorporados en el dispositivo activan automáticamente el modo de ahorro de energía cuando detectan, por ejemplo, una posición típica del usuario en el sofá con el portátil sobre las piernas. En ese momento, el dispositivo reduce el rendimiento para evitar que este produzca mucho calor. 

Cuando los sensores y el software emparejado con estos detectan una superficie sólida, y tal vez un teclado, ratón y pantalla conectados al portátil, vuelven inmediatamente al modo de rendimiento completo.

El software también reacciona cuando el usuario levanta o retira el portátil de su funda: el dispositivo se enciende automáticamente y está listo para trabajar apenas abrirlo.

A finales de este año, el software de gestión de dispositivos Vantage, para los ThinkPads y demás portátiles de Lenovo, será ampliado con nuevas funciones para separar mejor el uso personal del profesional.

dpa

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn
Share on whatsapp
WhatsApp
Share on email
Email