Brecha entre vacunas de COVID-19 podría ajustarse en algunos casos: CDC de EEUU

22 ene (Reuters) – Los funcionarios de salud pública de Estados Unidos dijeron que se podría administrar una segunda inyección para tratar el COVID-19 hasta con seis semanas de diferencia de la primera en situaciones en las que no es posible obtener una dosis de refuerzo de inmediato.

En la mayoría de los casos, se debe seguir el intervalo de dosificación recomendado de tres semanas para la vacuna de Pfizer Inc y de cuatro semanas para la de Moderna Inc , dijeron los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC) de Estados Unidos.

Sin embargo, “a veces se enfatiza la situación en la que es muy difícil llegar exactamente a tiempo”, dijo el viernes a CNN el experto estadounidense en enfermedades infecciosas, el doctor Anthony Fauci.

“No veo un gran problema con eso (recomendación de seis semanas) si la situación en el terreno significa que el estrés es tal que no se puede hacer con precisión en 28 o 21 días”, agregó Fauci.

Moderna dijo que no había datos para dar una perspectiva informada sobre la recomendación de los CDC, mientras que Pfizer no respondió a la solicitud de comentarios de Reuters.

Gran Bretaña ha comenzado a espaciar las dosis de las vacunas hasta en 12 semanas a pesar de los pocos datos, señalando que la medida podría ayudar a más personas a obtener protección inicial. (Por Manas Mishra en Bengaluru, Editado en español por Juana Casas)

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn
Share on whatsapp
WhatsApp
Share on email
Email