Denuncian torturas en prisiones de Afganistán

KABUL (AP) — Casi un tercio de todos los presos en Afganistán denuncian haber sido torturados o maltratados, dice un reporte de la ONU publicado el miércoles.

Más de la mitad de las denuncian provienen de la provincia Kandahar, en el sur y baluarte del Talibán, dice el documento. La ONU expresó una fuerte consternación por estas denuncias, incluyendo las “desapariciones forzosas”.

El reporte fue realizado por la misión de la ONU en Afganistán y la Oficina de Derechos Humanos de la ONU, con base en entrevistas a 656 detenidos en 63 instalaciones, entre enero de 2019 y marzo de 2020.

Las denuncias mencionan golpes, asfixia y choques eléctricos. La ONU determinó que el 30% de los entrevistados ofrecieron relatos “creíbles y factibles” de abusos y maltratos.

Funcionarios afganos no respondieron de momento a los pedidos de comentarios. Debido a la pandemia del coronavirus, las visitas a las prisiones por parte de los emisarios de la ONU fueron suspendidas en marzo del año pasado.

En Afganistán hay miles de detenidos, muchos de ellos capturados en la guerra contra el Talibán y en su mayoría son de la etnia pashtún.

El Talibán ha intensificado su ofensiva y ha logrado avances importantes en los últimos años, al punto que ahora controlan más de la mitad del país. Debido a la corrupción rampante y la desconfianza generalizada hacia el gobierno, han fracasado los intentos de combatir al Talibán.

Por su parte, los insurgentes exigen la excarcelación de más prisioneros talibanes como parte del acuerdo entre el Talibán y Estados Unidos forjado el año pasado, que ya ha permitido la liberación de 5.000 insurgentes. El pacto busca poner fin a la larga guerra afgana y facilitar el retiro de las fuerzas internacionales en el país. El nuevo gobierno estadounidense, del presidente Joe Biden, ha anunciado su intención de reevaluar el pacto.

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn
Share on whatsapp
WhatsApp
Share on email
Email