Detienen a un comandante birmano que manifestó su rechazo al golpe militar

Miles de personas salieron este sábado a las calles de Rangún, antigua capital y ciudad más poblada del país, para manifestarse contra el golpe de Estado perpetrado el lunes por el Ejército.
EFE/EPA/LYNN BO BO
Miles de personas salieron este sábado a las calles de Rangún, antigua capital y ciudad más poblada del país, para manifestarse contra el golpe de Estado perpetrado el lunes por el Ejército.
EFE/EPA/LYNN BO BO
(EFEM0353/)

Rangún, 6 feb (EFE).- Un comandante de un batallón del Ejército birmano fue arrestado tras manifestar, junto a un número indeterminado de oficiales y soldados, su rechazo al golpe de Estado perpetrado el lunes por los militares, lo que supondrían las primeras fisuras visibles dentro del cuerpo castrense tras la asonada.
Varias fuentes cercanas confirmaron a Efe la detención de Kyaw Soe Tun, al frente del batallón 903 de ingenieros de campo, que se encuentra en el nororiental estado Shan.
“Al unirnos al Ejército hicimos el juramento de proteger a los ciudadanos, a partir de hoy y junto a los birmanos resistiremos contra la dictadura militar. Nosotros somos el Ejército del país, no somos marionetas de dictadores”, apunta un comunicado del batallón, integrado por unas 200 personas, al que tuvo acceso Efe.
Los militares, encabezados por el general Min Aung Hlaing, tomaron el poder el lunes al alegar un fraude masivo en las elecciones de noviembre, donde el partido liderado por la nobel de la paz Aung San Suu Kyi arrasó al imponerse en el 83 % de los escaños en liza.
Los militares, que ya gobernaron el país con puño de hierro desde 1962 hasta 2011, han arrestado a al menos 147 personas, entre ellas a Suu Kyi y el depuesto presidente, Win Myint.
Desde la asonada ha ido creciendo un movimiento pacífico de desobediencia civil en rechazo al gobierno militar al que se han unido doctores, profesores, estudiantes universitarios, funcionarios y trabajadores de varios sectores, entre otros.
Miles de personas tomaron este sábado las calles de Rangún, la antigua capital y ciudad más poblada del país, para mostrar su resistencia contra la nueva junta militar.
Para tratar de frenar esta oposición los militares han ordenado a las empresas de telecomunicación el bloqueo al acceso a varias redes sociales, entre ellas Facebook y Twitter, y este sábado la conexión a internet de varias operadoras también muestra una inusual caída.
“Desde la mañana del sábado, la conexión nacional ha bajado un 54 % sobre los niveles habituales, los usuarios están sufriendo dificultades para conectarse a internet”, apunta el portal de seguimiento Netblocks.
Facebook, que también ha sufrido un bloqueo en otras plataformas como Instagram o Whatsapp y Twitter también ha expresado su preocupación por la situación.
A pesar de la celebración de elecciones y el proceso iniciado en 2011 hacia una “democracia disciplinada”, como la denominan los uniformados, el Ejército mantenía todavía un amplio control sobre los aspectos políticos y económicos de Birmania.

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn
Share on whatsapp
WhatsApp
Share on email
Email