EEUU señaló a Afganistán su deseo de revisar el acuerdo con los talibanes

El gobierno de Joe Biden comunicó el viernes a las autoridades afganas su voluntad de revisar el acuerdo firmado en febrero de 2020 por Estados Unidos y los talibanes, en particular para “evaluar” el respeto de los compromisos adoptados por los insurgentes.

El asesor de seguridad nacional de la Casa Blanca, Jake Sullivan, llamó a su homólogo afgano Hamdullah Mohib para expresar el “deseo de Estados Unidos de que todos los líderes afganos aprovechen esta ocasión histórica de paz y estabilidad”, indicó su portavoz, Emily Horne, en un comunicado.

Sullivan también “manifestó claramente la intención de Estados Unidos de reexaminar el acuerdo de febrero de 2020 con los talibanes para ver si éstos respetan su compromiso de cortar sus vínculos con los grupos terroristas, reducir la violencia y mantener negociaciones serias con el gobierno afgano y otros actores”, agregó el portavoz.

Estos comentarios fueron recibidos con alivio por las autoridades afganas, que esperaban con ansiedad la posición del nuevo gobierno estadounidense sobre la cuestión.

“Hemos decidido seguir trabajando por un alto el fuego y una paz justa y duradera en un Afganistán democrático, capaz de preservar los logros de las dos últimas décadas”, escribió Mohib en Twitter.

“Seguiremos adelante con las conversaciones en los días y semanas venideros”, agregó.

Sediq Sediqqi, viceministro de Interior, aprovechó las declaraciones del responsable estadounidense para criticar el acuerdo entre Estados Unidos y los talibanes.

“El acuerdo no ha logrado por ahora poner fin a la violencia de los talibanes y lograr un alto el fuego”, dijo en Twitter. “Los talibanes no han estado a la altura de sus compromisos”.

El acuerdo también prevé negociaciones de paz directas entre los talibanes y las autoridades de Kabul, que ya comenzaron en septiembre en Doha, pero que aún no han alcanzado resultados concretos.

El pasado martes, el futuro jefe de la diplomacia estadounidense, Antony Blinken, ya había señalado que la nueva administración demócrata reexaminaría este acuerdo y estimó “indispensable preservar los avances realizados en favor de las mujeres y las niñas en Afganistán en los últimos 20 años”.

El 15 de enero la administración de Donald Trump redujo a 2.500 el contingente militar estadounidense en Afganistán, su nivel más bajo desde 2001.

sl/rle/dg/rsr/bl/me

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn
Share on whatsapp
WhatsApp
Share on email
Email