Fallece Juan Guzmán Tapia, el primer juez chileno que procesó al dictador Augusto Pinochet

Fotografía tomada en febrero de 2005 en la que se registró al juez chileno Juan Guzmán Tapia, en Managua (Nicaragua). Guzmán Tapia falleció este viernes a los 81 años de edad y pasó a la historia como el primer magistrado en procesar al dictador Augusto Pinochet (1973-1990) por crímenes de lesa humanidad. EFE/Mario López/Archivo
Fotografía tomada en febrero de 2005 en la que se registró al juez chileno Juan Guzmán Tapia, en Managua (Nicaragua). Guzmán Tapia falleció este viernes a los 81 años de edad y pasó a la historia como el primer magistrado en procesar al dictador Augusto Pinochet (1973-1990) por crímenes de lesa humanidad. EFE/Mario López/Archivo
(EFEI0023/)

Santiago de Chile, 22 ene (EFE).- El exjuez chileno Juan Guzmán Tapia falleció este viernes a los 81 años de edad, pasando a la historia como el primer magistrado en procesar al dictador Augusto Pinochet (1973-1990) por crímenes de lesa humanidad.
De extensa carrera en el Poder Judicial chileno, donde ocupó cargos en la Corte de Apelaciones de Talca y Santiago, Guzmán fue designado en 1998 para investigar a Pinochet por la llamada “Caravana de la Muerte”, una serie de asesinatos ocurridos en el norte del país durante los primeros días de la dictadura.
El mismo año en que Guzmán Tapia inició las diligencias, Pinochet (1915-2006) fue detenido en Londres tras aprobarse su desafuero como senador vitalicio, un cargo que ocupó desde que dejó el poder en 1990 hasta 2002.
Pinochet, que regresó a Chile en septiembre del 2000 tras pasar casi dos años detenido en Londres y luego de que el Gobierno británico rechazase su extradición, fue procesado por Guzmán Tapia a los pocos días de aterrizar por la “Caravana de la Muerte”, pero unas semanas después la Corte Suprema sobreseyó el caso por demencia.
Según datos oficiales, durante la dictadura de Pinochet unos 3.200 chilenos murieron a manos de agentes del Estado, de los que 1.192 figuran aún como detenidos desaparecidos, mientras unos 33.000 fueron torturados y encarcelados por causas políticas.
“Un magistrado valiente y digno que posibilitó el primer desafuero del genocida Pinochet por los crímenes de la ‘Caravana de la Muerte’ y su procesamiento como autor. Nunca aceptó presiones del ‘establishment’ ni de los poderes fácticos”, dijo la diputada comunista Carmen Hertz.
Para el parlamentario socialdemócrata Tucapel Jiménez, Guzmán Tapia fue “una persona que lo único que hizo fue buscar justicia y que debe ser un ejemplo para las generaciones presentes y futuras”.
“Juan Guzmán Tapia quedará para siempre en las páginas de mayor dignidad de la historia de Chile, esas en la que los más abyectos delitos cometidos en nuestra patria fueron enfrentados con la templanza y el rigor de una justicia que entendió que la verdad era la base del futuro”, agregó por su parte el senador y excandidato presidencial Alejandro Guillier.
En la misma línea se manifestó la ONG Amnistía Internacional, que destacó que el exjurista “en momentos tan difíciles de nuestra historia tuvo la convicción y valentía de hacer justicia teniendo como norte la defensa de los derechos humanos.

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn
Share on whatsapp
WhatsApp
Share on email
Email