Francia se acerca a los cuartos y Eslovenia se aferra a sus opciones

Dean Bombac de Eslovenia en acción durante el partido entre Eslovenia y Suecia en el 27 Campeonato Mundial de Balonmano Masculino en El Cairo. EFE/EPA/Mohamed Abd El Ghany / POOL
Dean Bombac de Eslovenia en acción durante el partido entre Eslovenia y Suecia en el 27 Campeonato Mundial de Balonmano Masculino en El Cairo. EFE/EPA/Mohamed Abd El Ghany / POOL
(EFEM0353/)

Madrid, 22 ene (EFE).- La selección francesa dio un paso de gigante hacia los cuartos de final del Mundial, tras imponerse este viernes por 26-28 a Islandia, en una jornada en la que Eslovenia, semifinalista en el pasado Europeo, se aferró a sus opciones de clasificación, tras rescatar un agónico empate (28-28) ante Suecia.
No menos sufrido fue el triunfo del conjunto francés, que pese a contar todos sus partidos por victorias, volvió a generar numerosas dudas con su juego.
Y es que si los galos ya pasaron serios apuros para doblegar a Suiza y Argelia en sus dos últimos partidos, este viernes volvieron a sufrir lo indecible para derrotar a una Islandia, que hasta ahora había pasado desapercibida en el torneo.
Un triunfo que tuvo un nombre propio, el del portero Yann Genty, que con sus intervenciones en el tramo final partido rescató a Francia de un tropiezo que hubiera complicado notablemente el camino de los galos hacia la siguiente ronda.
Genty, que cerró el choque con un espectacular 56 por ciento de paradas, acabó con las esperanzas de victoria de un equipo islandés, que siempre que tuvo la oportunidad de dar un golpe definitivo en el marcador, careció del aplomo necesario para lograrlo.
Todo lo contrario que la selección francesa, que en los momentos de la verdad encontró una y otra vez en la línea de seis metros al pivote del Barcelona Ludovic Fabregas, que no erró ninguno de los cinco lanzamientos que intentó.
Una fórmula que condujo a Francia a un triunfo (26-28) que deja a los galos con pie y medio en unos cuartos de final que podría alcanzar, incluso, aún sufriendo una derrota en la última jornada ante Portugal.
Circunstancia que pone en serio peligro la continuidad en el torneo de Noruega, finalista de las dos últimas ediciones, pese al claro triunfo (36-23) que los nórdicos lograron este viernes ante Argelia.
Un choque en el que esta vez sí, el técnico Chrisian Berge concedió minutos de descanso a su gran estrella, Sander Sagosen, lo que no impidió al central dispararse hasta los seis tantos en los poco más de veintiún minutos que estuvo sobre la pista.
Y es que tras las victorias de Francia y de Portugal, que se impuso por 29-33 a Suiza, en un triunfo en el que jugó un papel fundamental el pivote Victor Iturriza, la selección noruega podría quedar fuera del Mundial en el caso de que los lusos derrotasen a Francia en la última jornada.
Una derrota que no penalizaría a los galos, que obtendrían el billete para los cuartos y como primeros de grupo, siempre que no cayesen por más de dos tantos de diferencia ante el equipo portugués.
Si vibrante se antoja la lucha entre franceses, portugueses y noruegos por las dos plazas de cuartofinalista en el grupo III, no menos emocionante se perfila la pugna en el grupo IV, en el que hasta cuatro equipos, Suecia, Egipto, Rusia y Eslovenia, llegarán a la última jornada con opciones de clasificación.
Esprint final en el que partirán con una ligera ventaja las selecciones de Egipto y de Suecia, pese al empate (28-28) que los escandinavos firmaron este viernes ante Suecia tras encajar un gol en el último segundo.
Un duelo de estilos, entre el más elaborado e imaginativo del equipo esloveno, y el más directo, el clásico defender, correr y tirar, del conjunto sueco, que llegó con el marcador igualado (27-27) al último minuto.
Segundos finales en los que Suecia pareció desnivelar la contienda a su favor con un gol a falta de medio minuto para la conclusión de Hampus Wanne, pero Eslovenia no desaprovechó la última posesión para firmar definitivamente las tablas (28-28) con el tanto final de Matej Gaber.
Resultado que permitirá a los suecos sellar el pase a los cuartos de final con un empate en el encuentro que le enfrentará el próximo domingo ante Rusia.
El mismo marcador que necesitará Egipto, que este viernes no dio la más mínima opción (35-26) a Bielorrusia con una nueva exhibición del central Ahmed Elahmar, autor de ocho dianas, en el duelo que le enfrentará con Eslovenia.
Por su parte, Rusia, que hizo los deberes y derrotó por 20-32 a Macedonia del Norte, en un choque que quedó sentenciado al descanso (9-19), necesitará vencer a la selección sueca si quiere seguir viva en la competición, lo mismo que Eslovenia, que tendrá una última bala ante los anfitriones.
Javier Villanueva

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn
Share on whatsapp
WhatsApp
Share on email
Email