La CIDH otorga medidas cautelares a favor de activistas en Cuba

Juan Antonio Madrazo, activista del Comité de Ciudadanos para la Integración Racial (CIR) de Cuba. EFE/Paco Campos/Archivo
Juan Antonio Madrazo, activista del Comité de Ciudadanos para la Integración Racial (CIR) de Cuba. EFE/Paco Campos/Archivo
(EFEI0500/)

Washington, 27 ene (EFE).- La Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) otorgó medidas cautelares de protección a favor de los activistas cubanos Juan Antonio Madrazo Luna, Marthadela Tamayo y Oswaldo Navarro Veloz, por considerar que están “en una situación de gravedad y urgencia de riesgo de daño irreparable a sus derechos”.
“Tras analizar las alegaciones de hecho y de derecho aportadas por los solicitantes, la CIDH considera que la situación de las personas beneficiarias se encuadra en un contexto de intimidación, persecución y hostigamiento hacia defensoras y defensores de derechos humanos que piensen o se expresen de manera contraria al régimen actual de Cuba”, señaló este miércoles el organismo con sede en Washington.
“Lo anterior derivado -continúa la nota- de las actividades de promoción de los derechos humanos realizadas por los beneficiarios, quienes además participan en eventos públicos denunciando actos de represión estatales, en clara oposición a las exigencias de agentes estatales que los han intimidado para que abandonen dichas actividades so pena de exponerse a investigaciones penales”.
Además, la comisión lamentó “no contar con las observaciones del Estado, pese a que fueron solicitadas”.
La CIDH detalló que los activistas integran el Comité Ciudadanos por la Integración Racial (CIR), que aboga por los derechos de negros y en contra de la discriminación racial.
En ese contexto, el organismo puntualizó que el Estado cubano “debe tanto asegurar que sus agentes respeten la vida e integridad personal de las personas beneficiarias, como proteger sus derechos en relación con actos de riesgo que sean atribuibles a terceros”.
Igualmente, pidió que “adopte las medidas necesarias” para que “puedan desarrollar sus actividades como defensores de derechos humanos, sin ser objeto de actos de violencia, intimidación, y hostigamientos”.
La Comisión señaló que se debe concertar “las medidas a adoptarse con las personas beneficiarias y sus representantes” e informar sobre las acciones que se tomen para investigar “los presuntos hechos que dieron lugar a la adopción” de las medidas cautelares.
Las medidas cautelares, emitidas en una resolución del pasado 19 de enero, se dieron a conocer este miércoles, el mismo día en que el titular cubano de Cultura, Alpidio Alonso, se encaró con un grupo de activistas y artistas independientes concentrados frente a la sede del Ministerio en La Habana, en un plante pacífico que terminó con la detención de las personas que protestaban.
El incidente se desató cuando un grupo de entre 20 y 30 personas acudió al lugar, en vez de los tres portavoces acordados, según el Ministerio.
El grupo pretendía protestar por las detenciones de varios de sus compañeros, que a primera hora del día habían sido puestos bajo arresto domiciliario o aprehendidos por patrullas policiales.

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn
Share on whatsapp
WhatsApp
Share on email
Email