Los partidarios de Navalni, dispuestos a manifestarse pese a amenaza policial

Los partidarios del opositor Alexéi Navalni convocaron manifestaciones para este sábado en toda Rusia para exigir su liberación, a pesar del riesgo de represión policial y de múltiples presiones de las autoridades.

Desde Moscú hasta Vladivostok, el equipo del activista anticorrupción, víctima de un presunto envenenamiento hace unos meses, ha hecho llamamientos a manifestarse en 65 ciudades rusas.

En la capital, donde la movilización de la oposición suele ser más fuerte, tienen previsto reunirse a las 14H00 (11H00 GMT) en la plaza Pushkin.

La policía moscovita ya advirtió que “reprimirá” cualquiera reunión no autorizada que considere una “amenaza para el orden público”.

El alcalde, Serguéi Sobianin, denunció manifestaciones “inaceptables” en medio de una pandemia.

En Instagram, la esposa de Navalni, Yulia Navalnaya, anunció que tiene la intención de manifestarse en Moscú por su esposo, que “nunca se rinde”.

– Miedo a arrestos masivos –

Como las protestas no han sido autorizadas, los manifestantes se exponen a detenciones y a procesamientos.

Miles de manifestantes pacíficos fueron detenidos durante las anteriores manifestaciones multitudinarias en Moscú, en el verano boreal de 2019.

Algunos de ellos fueron condenados a penas de prisión por presunta “violencia” contra las fuerzas de seguridad, a pesar de las protestas de las oenegés.

Como en 2019, la policía rusa detuvo esta semana, antes de las movilizaciones, a los principales aliados de Alexéi Navalni, dos de los cuales fueron condenados el viernes a penas de prisión de corta duración.

En la región, varios coordinadores de su movimiento fueron detenidos tras haber convocado protestas para el sábado.

Navalni, de 44 años, permanecerá detenido por lo menos hasta el 15 de febrero y tiene varios procesos judiciales pendientes. Fue detenido el domingo pasado, a su regreso de Alemania, donde pasó cinco meses de convalecencia.

A finales de agosto cayó gravemente enfermo en Siberia y fue hospitalizado de urgencia en Berlín. Él afirma que los servicios secretos rusos lo envenenaron con un agente neurotóxico.

Tres laboratorios europeos también llegaron a la conclusión de que se trató de un envenenamiento. Moscú lo niega rotundamente y denuncia un complot.

Aún sabiendo que se exponía a ir a la cárcel, Navalni decidió regresar a Rusia con su esposa.

– Presiones sobre TikTok y Youtube –

Desde el arresto de Navalni, condenado por las potencias occidentales, sus seguidores y personalidades rusas menos politizadas llamaron a manifestarse para pedir su liberación.

Las redes sociales se llenaron de llamamientos. Navalni goza de mucha visibilidad en estas plataformas pero los principales medios de comunicación públicos lo ignoran.

Para limitar estos llamamientos, el gendarme ruso de las telecomunicaciones Roskomnadzor amenazó con multas a las plataformas Tik Tok y Vkontakte (VK), el equivalente ruso de Facebook.

Según Roskomnadzor, estas dos redes sociales, pero también YouTube, propiedad de Google, han desde entonces suprimido parte de los mensajes concernidos.

Se abrió una investigación por “incitación a actos ilegales contra menores” y el ministerio de Educación pidió a los padres que “impidan” a sus hijos participar en las manifestaciones.

El equipo de Navalni recurrió a su arma preferida para movilizar a la muchedumbre: el martes publicó una investigación sobre una lujosa propiedad que presuntamente pertenece al presidente Vladimir Putin.

Bautizada como “el palacio de Putin”, esta residencia a orillas del Mar Negro habría costado, según el opositor, más de mil millones de euros y habría sido financiada por personas del entorno del presidente. El Kremlin lo niega.

El viernes por la noche, la investigación había sido vista más de 60 millones de veces en YouTube, un récord absoluto entre las muchas pesquisas difundidas durante los últimos años por Navalni.

rco/erl/rsr

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn
Share on whatsapp
WhatsApp
Share on email
Email