Magnate condenado a 5 años en Suiza por corrupción en Guinea

Un tribunal de primera instancia suizo condenó este viernes a un magnate francoisraelí, Beny Steinmetz, a cinco años de cárcel por corrupción de funcionarios públicos en Guinea para conseguir derechos de explotación de minas.

Tras siete años de proceso judicial, la justicia suiza considera probado “que las concesiones [mineras] fueron obtenidas mediante corrupción, y que Steinmetz colaboró con otras personas” para conseguirlas, declaró la presidenta del tribunal correccional de Ginebra, Alexandra Banna.

El tribunal condenó a Steinmetz, un conocido magnate del mundo de los diamantes, “a una pena de privación de libertad de cinco años”, añadió. La condena es firme.

El hombre de negocios, de 64 años, deberá igualmente pagar una indemnización de 50 millones de francos suizos (56 millones de dólares) al Estado de Ginebra.

Es una “gran injusticia”, declaró Beny Steinmetz a los medios de comunicación a la salida del tribunal.

Su abogado, Marc Bonnant, anunció que apelará la sentencia.

A fines de los años 2000 el gobierno guineano del expresidente Lansana Conté, poco antes de su fallecimiento en 2008, despojó al grupo angloaustraliano Rio Tinto de la explotación de uno de los yacimientos de hierro más importantes del mundo, en Simandou, Guinea.

La medida se tomó en beneficio del Beny Steinmetz Group Resources (BSGR). Según la fiscalía de Ginebra, se alcanzó entonces un “pacto de corrupción” entre el acusado y sus representantes en Guinea y Lansana Conté y su cuarta esposa, Mamadie Touré.

Los presuntos sobornos ascenderían a unos diez millones de dólares (8,2 millones de euros), y transitaron por cuentas suizas entre 2006 y 2012.

Para la oenegé Public Eye, que investiga casos de corrupción con origen en Suiza, este caso es toda una muestra “de las prácticas depredadoras del sector minero”.

apo/vog/ial/jz/tjc

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn
Share on whatsapp
WhatsApp
Share on email
Email