Oslo en semiconfinamiento a causa de un foco de variante inglesa del coronavirus

El gobierno noruego anunció el sábado medidas de semiconfinamiento, las más estrictas desde el inicio de la epidemia, en Oslo y su región tras la detección de un foco de la variante inglesa en una localidad cercana a la capital.

Las tiendas y centros comerciales permanecerán cerrados, excepto los considerados esenciales, los traslados y comidas entre amigos son desaconsejados, los ayuntamientos tienen potestad de cerrar escuelas y los liceos se pasarán a las clases en línea, a partir de este sábado, en Oslo y nueve municipios conurbados.

“Ponemos en marcha las medidas más estrictas desde marzo pasado, en diez municipios. En algunos casos vamos incluso más allá que en marzo”, declaró el ministro de Salud, Bent Høie, en rueda de prensa.

“La vida diaria será difícil para muchos”, reconoció el ministro.

Todos los eventos públicos, en interior o exterior, quedan suspendidos, a excepción de los entierros. Los restaurantes solo podrán servir comida para llevar.

El parlamento noruego anunció por su parte una reducción de sus actividades al mínimo estricto la semana que viene, y se optará por el teletrabajo.

Todas las actividades deportivas, incluidas las de alto nivel, quedan anuladas en Oslo y los otros nueve municipios afectados, informó la Federación de Deportes.

Los casos de la variante inglesa del covid-19, que las autoridades británicas sospechan que es hasta un 30% más mortífera, fueron detectados en una residencia de ancianos en el municipio de Nordre Follo, a 30 km de Oslo. Dos personas de la tercera edad, de más de 90 años, fallecieron a causa de esos contagios.

phy-map/jz/eg

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn
Share on whatsapp
WhatsApp
Share on email
Email